BITCOIN, TRADING, GESTIÓN DE CAPITAL, INVERSIONES.

sábado, 25 de abril de 2015

LA PSICOLOGÍA INVERSA MAYORITARIA DEL (MAL) INVERSOR EN BITCOIN- bitcoinbcn


Hay una frase del gran Warren Buffett que se ha convertido en legendaria en el mundo de la inversión, es aquella que dice que "sé temeroso cuando otros son codiciosos y codicioso cuando otros son temerosos". Es curioso que la frase tiene una lógica aplastante y al mismo tiempo choca con la misma psicología humana. 

El motivo de la lógica aplastante es evidente, si todo el mundo vende los precios son baratos y puedes realizar una muy buena inversión, pero hay algo que falla. Si todo el mundo vende ¿por qué es? ¿quizá el producto ya no tiene valor? ¿no es muy arriesgado entonces comprar si todo el mundo considera que ese producto ya no vale nada?


Aquí es donde entra en juego la habilidad de un buen inversor. Esa frase de Buffett es correcta pero está incompleta. Le faltaría empezar con algo así como "si por fundamentales tú crees en un producto y quieres invertir en él, compra cuando todo el mundo vende (comprarás barato) y vende cuando todo el mundo compra (el producto está en la cima de una burbuja, con los precios inflados y es el momento en que puedes conseguir un mayor beneficio) y si sigues creyendo en él vuelve a comprar cuando haya pánico vendedor para empezar el ciclo de nuevo".


Curiosamente, la mayoría de inversores lo hacen al revés, y hay muchas pruebas de esa conducta. Los pisos, las empresas .com, Bitcoin, son solo algunos ejemplos bastante recientes y cercanos pero hay infinidad de ejemplos en muchas épocas en el mercado mundial de ese comportamiento. La famosa historia de los tulipanes holandeses es un buen ejemplo, con el agravante de que los fundamentales de aquella inversión eran nulos.

EL EJEMPLO DE LOS PISOS

En el mercado inmobiliario español ocurrió el efecto burbuja, todos lo conocemos. Durante los años 80 y 90 los pisos eran verdaderamente baratos y se compraban por necesidad de vivienda. Nadie compraba para especular y el mercado se mantenía en precios lógicos. Seguro que había gente con dinero para invertir (algunos lo harían, claro) pero no era una idea generalizada que fuera una buena inversión para especular aun cuando los fundamentales de esa inversión eran inmejorables, nada menos que un bien necesario.



A partir del 2000 estalló la locura (se juntaron varios factores, bancarios, de inmigración, de facilidad crediticia, en fin, la tormenta perfecta) y el caso es que todo el mundo quiso comprar y vender. Quien tenía un piso lo vendía con un 100% de beneficio y se embarcaba en uno el doble de caro. Surgieron inversores por todas partes, inmobiliarias, todos los inmigrantes compraban nada más llegar a España y empezar a trabajar, parecía que quien no comprara un piso entonces se perdía el gran negocio, hasta que todo aquel castillo de naipes estalló con el resultado que todos conocemos.

Ahora imaginemos que hubiera hecho el supuesto Warren Buffett si hubiera considerado que una vivienda en España era una buena inversión. Habría comprado en los 80 o 90, cuando eran baratas, y habría vendido en plena burbuja con los precios por las nubes. Pero vamos más allá, si Buffett continuase pensando que las viviendas en España, hecha la corrección de precios correspondiente y de vuelta a una coyuntura económica positiva, seguían teniendo unos fundamentales poderosos y volverían a dar un buen rendimiento en el futuro ¿que habría hecho? 


Exacto, lanzarse a comprar en el momento en que la gente, agobiada por las deudas y con el mercado inmobiliario hundido y saturado, prácticamente vendían a precio de coste, rebajaban lo que fuera con tal de vender y se podían conseguir verdaderos chollos que darán rendimientos altísimos en un mercado futuro normalizado. 

Estoy poniendo el ejemplo de Buffett un poco como icono del inversor pero lo cierto es que esto de los pisos está pasando, está entrando muchísimo capital extranjero comprando inmuebles baratísimos sabiendo que les rendirán muy bien en la siguiente burbuja, que la habrá (tenemos muy poca memoria) mientras la gente normal no quiere saber nada de comprar, aun están traumatizados por el estallido de la última burbuja y la crisis. Pero, y aquí viene lo curioso de la psicología humana, cuando los precios vuelvan a subir y la gente vuelva a comprar entraremos en el mismo círculo ya vivido y nadie querrá quedarse fuera, aunque haya que comprar mucho más caro que ahora.

EL CASO DE BITCOIN

Vamos a centrarnos en Bitcoin. Nació con los mismos fundamentales que tiene ahora, eran la idea de la blockchain y Bitcoin la genialidad. Sin embargo durante tres años el precio de Bitcoin estuvo por los suelos. Parecía una locura pagar siquiera 2$ por un bitcoin, que en definitiva no servía para nada. Ahí es donde quien tuvo oportunidad de conocerlo y de ver sus posibilidades invirtió, ya fuera comprando o minando. Hicieron un gran negocio, fueron los Buffett de Bitcoin. 


A mediados del año 2013 hubo una burbuja y bitcoin empezó a sonar fuera de círculos nerds de internet y algunas empresas de capital riesgo. Hubo quien vendió y hubo quien previendo una posible burbuja superior, dadas las características novedosas y disruptivas de Bitcoin, simplemente esperó. El caso es que ahí empezó un cierto interés digamos "general" por la moneda. 

Lo surrealista vino unos meses más tarde. A raiz del corralito de Chipre y de la irrupción de China en el mercado hubo un verdadero Boom, una burbuja impresionante que elevó los precios más allá de un 1000% (más del 4000% desde la primera burbuja, solo unos meses antes) y entonces ocurrió lo que ocurre en estas burbujas. Todo el mundo quería comprar bitcoins, al precio que fuera, 500$, 1000$, qué importaba, seguro que se iba a ganar, se iba a ir a 10.000$ en pocos meses, nadie quería quedarse fuera.


En ese momento, el Warren Buffett de turno ¿que creéis que estaba haciendo? Él había comprado mucho antes, es un inversor inteligente, en cuanto conoció las posibilidades del producto y sus fundamentales decidió comprar, barato por supuesto. En el pico de la burbuja él lo que estaba haciendo era vender y ganar dinero, nunca comprar en medio de una fiebre compradora y con precios inflados. Eso es lo que distingue al buen inversor.

CONCLUSIÓN

Ahora la burbuja del precio ha explotado, la fiebre ha pasado. Bitcoin lleva más de un año de corrección y la gente cree que el precio no volverá a recuperarse, que es una mala inversión. Es curioso, justo en el momento de mayor implantación, de mayor inversión, siendo regulado en muchos países y a las puertas de ser introducido definitivamente en la economía, quizá para cambiarla para siempre. 


La gente solo ve que valió 1000$ y ahora vale 235$ por lo que es una mala inversión. Es la increíble ceguera psicológica que sufre la mayoría de la gente con el tema de los precios. Es justamente todo lo contrario, Bitcoin está en el final (o casi) de su normal corrección después de la burbuja, con unos fundamentales inmejorables, con una implantación creciente ya ampliamente visible con actores muy importantes.

Es ahora el buen momento para invertir, ahora es el "compra cuando todo el mundo vende, el sé codicioso cuando todo el mundo es temeroso" y sin embargo si le dices a alguien que no lo conozca que invierta en Bitcoin te mira con cara de "tú me estás tomando el pelo ¿no? pero si ha perdido un 80% de su valor en un año". Claro, precisamente por eso es el momento, le contestaría yo, o es que tú serás de los que corran a comprarlo cuando valga 10.000$ no vaya a ser que te quedes fuera de ese gran negocio? Si es así, quizá sea yo quien te lo venda a 10.000$.



2 comentarios:

Sígueme en:

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Linkedin Siguenos en Pinterest

TRADING CON FUTUROS EN OKCOIN

ÚNETE A WHALECLUB TRADING CLUB

Archivo del blog

PUEDES AYUDAR AL BLOG DONANDO

1NuHDgHWbmmGRggzd3BSCRTmwrdvjPh3vn

Seguidores

Visitas

Copyright © Bitcoinbcn | Powered by Blogger